Top

LISBOA EXPRESS

enero 18, 2011 by  

La cuesta de enero parece que es más llevadera si nos planteamos una escapada que reúna las «3 B», bueno, bonito y barato, pero no sólo eso, el lugar elegido debe ser asequible también desde el punto de vista de las distancias… así las cosas, nuestro destino perfecto para la ocasión es Lisboa.

La capital portuguesa reúne todos estos méritos y muchos más. No es buena y bonita sin más, es tremendamente hermosa y encantadora. Además, su clima suave ayuda a verla con buenos ojos: en invierno su temperatura media es de 17º C, en primavera 22º C y en verano 26º C. Está muy bien comunicada con toda la Península Ibérica y ahora más que nunca ofrece una oferta turística a precios muy asequibles para todos los bolsillos. Como todos sabéis la crisis en la que estamos instalados prácticamente todos está pasando una dura factura a nuestros vecinos lusos y el sector turístico se está resintiendo, pero como no hay mal que por bien no venga, esta circunstancia ha propiciado que las ofertas especiales para descubrir Lisboa sean aún más tentadoras y competitivas. No hay excusa, Lisboa es apta para todos los públicos.

La pasada primavera publicamos un artículo sobre la capital del Tajo en el que hacíamos un recorrido por su centro y ofrecíamos sugerencias de viaje. Ahora completamos esa información con nuevas pinceladas e ideas interesantes para seguir conociendo detalles y tendencias de la capital lusa.

A vista de pájaro

Chiado, Barrio Alto, La Baixa, Alfama, Belém y Parque de las Naciones, estos son los principales barrios que conviene ubicar bien en el mapa a la hora de descubrir la ciudad. Los dos primeros son los más bohemios y alternativos. Alfama es el antiguo barrio de los pescadores y el lugar que vio nacer a los fados. La Baixa el más céntrico, lleno de tiendas y puntos de ocio, con el Elevador de Santa Justa e interesantes plazas como la de los Restauradores, Rossio y del Comercio, construida -como el barrio entero- a raíz del terremoto de 1795 donde antes estaba el palacio Real. En el barrio de Belém se concentran los grandes monumentos: el levantado en honor a los Descubridores, la Torre de Belén, el monasterio de los Jerónimos, el característico puente del 25 de abril… y la antigua fábrica-pastelería donde se elaboran los famosos Pasteles de Belén, unas deliciosas tartaletas de crema y yema de huevo. Por último, destaca la moderna zona del Parque de las Naciones, construida con motivo de la Expo de 1998, con el puente de Vasco da Gama, la estación de Oriente diseñada por Calatrava, el impresionante acuario, los Jardines del Agua, la Torre vasco da Gama y grandes espacios para el ocio y la restauración.

Elegir alojamiento

Hechas las presentaciones, un asunto de suma importancia es la elección del alojamiento, con opciones para los más ahorradores y para quienes deseen darse un buen capricho. La página Lisbon30 ofrece la posibilidad de alquilar apartamentos en el centro a precios realmente interesantes (en torno a 30 € por persona y día), mientras que la cadena de boutique hoteles Heritage lanza descuentos tentadores para estancias en sus alojamiento con encanto, como el Plaza Lisboa (desde 100€ la habitación), As Janelas Verdes (desde 135 €), el Avenida Liberdade o Solar do Castelo (desde 150€).

Qué se cuece

La gastronomía es otro capítulo que merece especial atención, con un acervo culinario que incluye exóticos platos como el caldo verde (a base de col y patata) o la feijoada (con judías blancas o pintas y carne de matanza), pero que sobre todo destaca por sus excelentes pescados y sopas de marisco. Todo ello se acompaña de buenos vinos (entre otros los famosos Oporto y denominaciones como las de Vinho Verde y Douro) y dulces (uno de los postres más tradicionales es el conocido arroz con leche pero también se descubren múltiples recetas como la de los pasteles de crema de Belém, el bizcocho Pâo de Ló o la Palha Abrantes (con yema de huevo). Las posibilidades nos desbordan pero aquí van algunas direcciones que bien merecen una visita:

Estufa Real. El contexto en el que se ubica es de lo más sugestivo, el Jardim Botanico da Ajuda y el nombre, estufa, no nos debe confundir pues en portugués significa invernadero en clara referencia a los que rodean el lugar. En resumen un oasis verde donde se sirven exquisiteces de la tradición portuguesa y mediterránea. Sus especialidades son las carnes de caza y los pescados de temporada acompañados de arroces.

Belcanto (no tiene web pero su dirección es Largo de Sâo Carlos, 10). Es un histórico de la restauración lisboeta y de hecho ya sólo su estética traslada al comensal a mediados del siglo XX. Se encuentra en el céntrico barrio de Chiado y entre sus obras culinarias destaca la marca de la casa, los ovos al profesor (con jamón, chorizo y pan).

Tertulia do Tejo es otro de esos clásicos lisboetas que presume de tradición en los fogones con productos del mar, pues su especialidad son los pescados frescos y el marisco.

COMENTA ESTA NOTICIA
y comparte tus ideas con los demás viajeros de LX*.

Tu debes ser logged in to post a comment.

Bottom