Top

Una bahía de fábula

febrero 21, 2012 by  

Halong es uno de los lugares con más magia, encanto y belleza de todo Vietnam. Se encuentra al norte del país, en la provincia de Quang Ninh, a unos 160 kilómetros al este de Hanoi, la capital. Los vietnamitas denominan este lugar la Bahía de los descendientes del Dragón por una leyenda que dice que cuando un invasor chino quiso apropiarse de las tierras del imperio vietnamita, el emperador Jade pidió ayuda a una familia de dragones, quiénes lanzaron perlas y jade para hundir a los barcos enemigos y que se convirtieron en islas y farallones de formas maravillosas… de manera que una vez terminada la batalla, y contemplando la belleza del lugar, los dragones y sus descendientes decidieron quedarse allí.

Leyendas aparte, la bahía de Halong está incluida en la lista de lugares del mundo patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1994. Está poblada por miles de islas e islotes de roca kárstica (unos 1.600), esparcidos entre las aguas verde esmeralda características de la bahía, que ocupa unos 120 kilómetros de costa y una extensión de unos 15.000 m2, por lo que se puede decir que el escenario es grandioso y crea una atmósfera y un paraje de belleza inigualable.

CUEVAS Y POBLADOS FLOTANTES
Además de las curiosas formaciones rocosas, existen numerosas cuevas que se han formado en los islotes, y muchas se pueden visitar. Las más conocidas son Hang Dau Go (cueva de la Madera Escondida), Hang Thieng Cung (gruta del Palacio Celestial), Hang Bo Nau (cueva Pelícano), Dong Tam Cung (cueva de los tres Palacios) y Hang Trong (cueva Tambor) y Hang Sung Sot (cueva del Aturdimiento), famosa esta última porque en su interior se encuentra una roca con forma fálica. Los franceses llamaban a este lugar Isle de la Surprise y su acceso no defrauda, a través de un puente de madera sobre el mar y 90 escalones.

Otro de los puntos de interés de la bahía son sus poblados flotantes, uno de los más grandes es Cua Van, con sus embarcaciones de madera en las que realizan todo tipo de actividades, desde la pesca hasta mercadillos de fruta y verdura. El espectáculo es fascinante.

LA VISITA
Dado el tamaño de la bahía resulta imprescindible enrolarse en un crucero para poder disfrutar de la belleza de conjunto de este paraje natural.

Existen numerosas compañías dedicadas a recorrer la bahía en hermosas embarcaciones de madera, algunas lo hacen en excursiones de un día y otras emprenden un viaje de un par de días, haciendo una noche abordo. El transporte desde Hanoi suele estar incluido, al igual que la comida –pescados y mariscos frescos del día– que se tomará a bordo, pero no la bebida.

Las excursiones suelen partir a primera hora de la mañana desde Hanoi para llegar tres horas después a Bai Chay, desde cuyo embarcadero parten muchos de los cruceros. Otra opción es la vecina Marina de Tuan Chau. Lo verdaderamente importante es tener claro que tipo de excursión se desea realizar –de uno o de dos días– y contratarla desde Hanoi, donde la oferta es amplísima y mucho más conveniente que si se hace desde España.

La Bahía de Halong es uno de los pocos escenarios donde aún se ven las antiguas embarcaciones de madera, sampán, surcando las aguas con sus impresionantes velas que parecen abanicos de papel, un espectáculo que hace retroceder al espectador a épocas remotas sacadas de cuentos chinos…

CUÁNDO IR
De septiembre a abril son los meses donde el tiempo es más agradable, la temperatura alcanza unos 25 grados y la humedad no es muy elevada. Hay que evitar las abundantes lluvias de los monzones, y agosto es un mes bastante proclive a sufrirlos…

COMENTA ESTA NOTICIA
y comparte tus ideas con los demás viajeros de LX*.

Tu debes ser logged in to post a comment.

Bottom