Top

ROBINSONES BRASILEÑOS

marzo 28, 2012 by  

El archipiélago de Fernando de Noronha es uno de esos sitios donde aún es posible sentirse en un paraíso natural alejado de todo y de todos. Se encuentra a 545 kilómetros de la costa brasileña, en el estado de Pernambuco, y para visitarla es necesario hacerse primero con un permiso. La forma más sencilla es hacerlo a través de Internet o desde una agencia de viajes local. Consiste en pagar una tasa de preservación de las islas (43,20 reales, unos 18 € al día, y  luego al llegar hay que pagar otros 10 reales), requisito previo a realizar la reserva de la avioneta que te dejará cual Robinson en la isla mayor, la habitada y la que da nombre a todo el archipiélago: Fernando de Noronha.

Los vuelos parten diariamente desde Arrefice y desde Natal, tienen una hora de duración y al llegar hay que adelantar una hora el reloj. Una vez en tierra es fácil llegar al poblado pues tan sólo hay una carretera que atraviesa la isla, desde el aeropuerto hasta su minúsculo puerto, apenas 7 kilómetros que hacen de ella la menor carretera federal de Brasil.

A pesar del nombre, el archipiélago fue descubierto por Américo Vespucio en agosto de 1503 y lo forman unas 20 islas que ocupan una extensión de 26 km2. Están protegidas bajo la forma de un Parque Nacional Marino que vela por mantener su rica biodiversidad, especialmente la marina, pues aquí habitan tortugas marinas, delfines y un sin fin de peces, como el famoso marlín azul. Y la mejor época para disfrutar de este paraíso en su máximo esplendor y condiciones meteorológicas es el periodo comprendido entre los meses de junio a octubre.

Una vez aquí no se puede renunciar a la oportunidad de embarcarse en una excursión para ir a ver los delfines, pues además de ver los cetáceos, el recorrido incluye partes de la isla a las que no se puede llegar a pie y una parada para bucear en la preciosa playa de Sancho. Fernando de Noronha posee numerosas bahías resguardadas con playas de arena fina y aguas que podrían ser caribeñas, por lo que su costa y la práctica del buceo son los principales alicientes del lugar.

Quien desee profundizar en el apasionante mundo de los  delfines puede echar un vistazo a la ONG que opera en la isla, Golfinho Rotador. Y para conocer más de cerca de las fascinantes tortugas marinas y el trabajo que realizan los biólogos y voluntarios de la isla no hay que dejar pasar por alto la visita al Centro de Visitantes de las Tartarugas Marinhas.

En la isla viven entre 2000 y 3000 personas –según la época del año– que practican y viven del turismo sostenible realizando actividades ligadas a su naturaleza –como treckings, buceo, excursiones en barco, etc. – u ofreciendo servicios de restauración y opciones de alojamiento, consistentes en un amplio abanico de pousadas de estilo rústico, no olvidemos que el lujo aquí está en la naturaleza no en las instalaciones turísticas.

Más información
Página Oficial de Fernando de Noronha

Tour operador especializado en Fernando de Noronha

Escucha a Marta en el programa de LX*radio dedicado a Fernando de Noronha:

COMENTA ESTA NOTICIA
y comparte tus ideas con los demás viajeros de LX*.

Tu debes ser logged in to post a comment.

Bottom