Top

En busca de las auroras boreales

octubre 18, 2012 by  

Iglú del hotel Kakslauttanen

Los samis –descendientes de antiguas tribus nómadas del norte de Escandinavia – definen el fenómeno de las auroras boreales por el sonido que producen. Utilizan varias denominaciones pero quizás la más usada sea guovssahas, que significa “la luz que puede oírse”.

En cambio, para los vikingos la aurora boreal era la armadura de las vírgenes guerreras valkirias, que emitía una extraña luz centelleante. Mientras que para los esquimales de las partes más septentrionales de Canadá, estas luces son originadas por espíritus envueltos en luz mística, que se divierten porque el sol ha desaparecido.

Místicas o no, lo que sí es cierto es que emiten un particular sonido y son un fenómeno realmente cautivador, casi mágico. Se dan en ambos hemisferios, sólo que las del sur se llaman auroras australes.

QUÉ ES
En el blog de El Tiempo de RTVE lo explican de forma bastante clara, “una aurora boreal se produce cuando un viento solar, que está formado por partículas cargadas procedentes del Sol, es guiado por el campo magnético de la Tierra de manera que incide en la atmósfera cerca de los polos (los polos geográficos están próximos a los magnéticos), produciendo una luz difusa proyectada en la ionosfera terrestre”.

Especificaciones técnicas aparte, ver una aurora boreal es un espectáculo sobrecogedor y fascinante, y todo un privilegio, pues son impredecibles, aunque los meses fríos y de largas noches facilitan su visión.

Según los expertos, los meses más propicios son los comprendidos de septiembre a abril. Y además de impredecibles también son irrepetibles, pues estas particulares estelas dibujadas sobre el cielo cambian constantemente de forma y color. Esto se debe a la influencia del viento y las partículas que transporta e interfieren en el proceso. Las auroras más frecuentes son las de átomos de oxígeno, de colores verdes y  amarillos, mientras que las azuladas y violáceas se originan a partir de iones de la molécula de hidrógeno.

DÓNDE SE PUEDEN VER
Para presenciarlas no queda otra que viajar a latitudes polares, pues en España es muy difícil que se produzca este fenómeno atmosférico. Su nombre en inglés lo deja claro, northern lights, luces nórdicas. Así que en nuestro hemisferio es común su observación en Finlandia, Noruega, Suecia, Islandia, Canadá, Groenlandia, Alaska y Siberia.

Aquí te ofrecemos algunas propuestas en los países escandinavos, pues todos ellos organizan paquetes y escapadas con esta temática:

Auroras en Islandia

Islandia es uno de los países que cuenta con este privilegio y diversas empresas turísticas organizan tours que parten desde la capital, Reikjavik, en busca de las auroras. Normalmente la oferta se complementa con la visita al impresionante Blue Lagoon, un gran spa geotermal al aire libre cuyas aguas realmente tienen un color azul cielo.

Por supuesto, el viaje también lo puede hacer uno por su cuenta, y no sólo Reikjavik es buen punto de partida. En el extremo norte de la isla, la ciudad de Akureyri es otra interesante base a tener en cuenta, pues ver las luces del norte en las proximidades del lago Myvatn son una de esas experiencias que como dice Mastecard, no tienen precio.

Ice Hotel

– En Suecia el lugar más impresionante es el Ice Hotel que presume de hallarse en un enclave privilegiado para la observación de estos fenómenos: Jukkasjarvi, en el extremo norte del país, cerca de Noruega y Finlandia, en un punto que cuenta con el privilegio de disponer del mayor número de noches claras, sin nubes. Nieve, hielo, diseño y arte.

– Otra interesante opción es reservar una de las encantadoras cabañas de madera de Laponia finlandesa. Por ejemplo, en el impronunciable hotel Kakslauttanen ofrecen acogedoras cabañas de dos habitaciones, con sauna, baño, cocina, salón y con una estupenda calefacción que mana del suelo haciendo posible estar en mangas de camisa aunque fuera se llegue a -30°C…

Pero, sin duda, lo más original del lugar son sus dos iglús de cristal –por supuesto también con calefacción– desde los que se pueden ver las estrellas o la aurora boreal tumbado en una cama con un mando a distancia para regular la posición.

Crucero Hurtigruten

– En Noruega las luces mágicas de la aurora nos pueden sorprender a bordo de un crucero. La compañía Hurtigruten recorre la costa noruega desde Bergen hasta los fiordos, pasando por el círculo polar ártico. Una ruta que permite, en las noches claras, admirar el espectáculo boreal.

En las islas Lofoten es posible acudir a charlas sobre auroras boreales en el Centro Polar de Laukvik en Austvågøya.

Visit Finland

Y mientras tanto, aquellos que no puedan esperar, pueden maravillarse igualmente viendo la preciosa historia de Joanna Lumley, de la BBC; la experiencia vivida con los samis narrada en el siguiente vídeo de la oficina de turismo de Noruega. O el sugerente vídeo del Polar Light Center. ¡Un espectáculo mágico obra de la naturaleza!

Más información en:

COMENTA ESTA NOTICIA
y comparte tus ideas con los demás viajeros de LX*.

Tu debes ser logged in to post a comment.

Bottom