Top

Primeros aires de inspiración navideña

diciembre 11, 2012 by  

Ahora que definitivamente los días se han acortado y que cada vez hace más frío, nos entregamos al invierno poniendo la vista en una ciudad que cada año por estas fechas transforma su centro histórico en un mercado al aire libre. Nos ponemos un buen abrigo y una botas calentitas, y nos lanzamos a descubrir dos interesantes citas que propone la ciudad de Colonia para los próximos meses.

Realmente, la seña de identidad de esta ciudad del estado de Renania es su impresionante catedral gótica, pero si pensamos en aspectos más mundanos, Colonia también es muy popular por dos eventos que tienen lugar durante los fríos meses de invierno. Por un lado, para acabar el año propone el mercado artesanal de Navidad, que se celebra desde finales del mes de noviembre (este año el día 21), inundando la ciudad con su ambientillo navideño, y hasta el 23 de diciembre, a las puertas de la llegada de Papá Noel.

En realidad se trata de varios mercados que se extienden por las calles del centro histórico. En ellos se respira un aire artesanal que recuerda a los viejos oficios del Medievo, trasladando al visitante a una atmósfera de lo más sugerente.

En sus puestos se pueden encontrar los regalos más originales para las Navidades, desde juguetes a ropa pasando por todo tipo de artesanías e incluso productos gastronómicos y de cosmética. Pero además de los puestos de comerciantes, se puede acabar disfrutando de sus atracciones –como los tiosvivos o las pistas de patinaje sobre hielo– y de sus productos típicos, desde dulces y panes, a embutidos y bebidas, entre las que destaca, incluso por delante de la cerveza, el ponche de vino caliente conocido por el impronunciable nombre de Christkindl Glühwein.

El segundo evento del invierno digno de planificar una escapada a Colonia es el carnaval. Cinco días –de jueves a lunes– de fiesta en los que la ciudad se transforma y vibra. El primer día el alcalde entrega las llaves de la ciudad a las mujeres y durante cinco días decenas de cabalgatas toman por completo la ciudad, gobernada por los Jecken, los locos del carnaval. La fiesta culmina cuando al final, el príncipe Carnaval, el campesino y la virgen Colonia son aclamados por el pueblo, mientras dejan caer sobre el público caramelos y pequeños ramos de flores. La tradición de celebrar el carnaval en esta ciudad es tan antigua e importante que desde 2005 Colonia cuenta con un museo dedicado a descubrir su historia.

Por lo que se refiere a su catedral, presume de ser el edificio más visitado de Alemania. En 1996 fue declarada por la Unesco patrimonio de la Humanidad y, sin duda, merece una visita, guiada a poder ser. Tiene 144 metros de altura, 157 si se cuentan sus afiladas agujas góticas. Y posee unas preciosas vidrieras que crean un ambiente interno de lo más embriagador. Su construcción se llevó a cabo a lo largo de siete siglos, de 1248 a 1880, aunque después sufrió los efectos de ambas guerras mundiales. En ella descansa el relicario de los Reyes Magos.

Más allá de la catedral, el centro histórico de Colonia está enmarcado por los puentes Deutzer y Hohenzollern –que cruzan el río Rín– y por la iglesia románica Gran San Martín. Y en este contexto es donde se reúnen los principales reclamos de la ciudad. Es el punto de encuentro de locales y turistas, por su belleza arquitectónica y sus calles peatonales y comerciales que acogen desde los mercadillos a las procesiones de carnaval, pero también porque aquí se dan citan las mejores cervecerías y tabernas alemanas, que es donde reside la verdadera pasión nacional, más allá del anecdótico ponche: la cerveza. Y la oriunda de Colonia es la Kölsch

Cómo llegar:
Tiene aeropuerto propio, Konrad Adenauer, situado a tan sólo 16 kilómetros del centro y hasta donde llegan vuelos procedentes de España de las compañías Air Berlin, KLM o Lufthansa.

Más información:
Colonia Turismo

* Fotos: Oficina de Turismo de Colonia

 

 

COMENTA ESTA NOTICIA
y comparte tus ideas con los demás viajeros de LX*.

Tu debes ser logged in to post a comment.

Bottom