Top

¡Samba para todos!

enero 23, 2013 by  

A menos de un mes de los famosos carnavales de Río de Janeiro hacemos las maletas y nos trasladamos a Brasil, pero en busca de esa otra imagen brasileira, la de Salvador de Bahía, con su barrio colonial, su mestizaje, la capoeira, el color y la alegría que lo inunda todo. Y por supuesto, también carnaval.

Ideas para descubrir Salvador de Bahía
Salvador se divide en dos partes, “a cidade baixa” que se encuentra a nivel del mar con el puerto viejo, el distrito comercial y el Mercado Modelo; y la “cidade alta”, comunicada con la anterior por el bonito elevador de artdecó Lacerda, de 72 metros de altura. También une ambos mundos el funicular Plano Inclinado Gonçalves y las ladeiras, unas escalinatas que conducen a la parte más histórica de la ciudad, el Pelourinho, con gran número de bonitas y coloridas casas coloniales restauradas. Un lugar mágico declarado patrimonio de la humanidad.

El Pelourinho, con sus terreiros (plazas), conforma el corazón bahiano y reúne la arquitectura más típica. Para conocer mejor su historia en este barrio se puede visitar el Museo Afro-Basileiro y el Museo de Arqueología y Etnología; el Terreiro de Jesús; la Igreja de Sao Francisco, de estilo barroco-colonial; el Largo do Pelourinho, donde los esclavos eran torturados y vendidos; la Casa Cultural Jorge Amado, novelista bahiano por excelencia; la Igreja do Rosario dos Pretos y la de Orden Terceira do Carmo y, finalmente la del Bomfin, construida en el siglo XVIII por y para los esclavos.

Imágenes del Pelourinho

 

Tradiciones y folklore
En Bahía es posible asistir a una ceremonia de candomblé, la religión afrobrasileña que rinde culto a los orixás, divinidades de la naturaleza. El centro más conocido es la Casa Branca (Av. Vasco da Gama, 463). En el candomblé también se habla de terreiros, es el espacio sagrado de los templos donde se trata con los orixás. En cuanto a la capoeira, ese hermoso baile-arte marcial nació precisamente aquí. Se puede ver representaciones de forma fortuita en parques y plazas, aunque para ir sobre seguro se puede consultar en la oficina estatal de turismo, Bahiatursa (Largo do Pelourinho, 12) acerca de la programación del momento. También destaca en Salvador la danza del maculele, baile típico de los trabajadores de los cañaverales, y la samba de roda, una variante más tradicional de la samba, originaria de Bahía en el siglo XIX. Su coreografía se basa en la disposición en círculo de los participantes dejando en su centro al solista. Y por último, otro descubrimiento interesante bahiano es el afoxé, un estilo de baile ligado al candomblé que generalmente se lleva a cabo durante los carnavales.

Bahianas y capoeira

 

El carnaval
En Salvador de Bahía se caracteriza por los tríos eléctricos, camiones que hacen las veces de escenarios móviles que transforman la ciudad en una fiesta de colores y música cada año a finales de febrero. Otro de sus ingredientes son los “blocos“, grupos carnavalescos que danzan por las principales avenidas vestidos con llamativas túnicas. Y por último, las casas de candomblé amenizan las veladas con bailes y ritmos afro-bahianos.

Cómo llegar
A partir de 800 euros es posible encontrar vuelos para Salvador de Bahía. Normalmente hacen escala en Sao Paulo. Tap y Tam ofrecen muchas ofertas y posibilidades. En función de las escalas el viaje suele durar entre 12 y 18 horas.

Tipo de viaje
Además de disfrutar de sus afamadas playas y rica gastronomía, Salvador es un destino muy mágico y espiritual. Los mejores meses para visitar la ciudad son noviembre, abril y mayo, aunque para los apasionados del carnaval, febrero es su mes. Y para conocer y empaparse bien de Salvador hay que dedicarle a la ciudad al menos tres días. ¡Los merece!

Cidade baixa con el elevador Lacerda

 

Desplazarse allí
Lo más cómodo y seguro es el taxi, por motivos de seguridad hay que prestar atención y coger únicamente aquellos que lleven la luz e indicación de “taxi”, así que lo más recomendable es solicitar el servicio desde el hotel o pousada donde nos alojemos para acercarnos hasta los barrios céntricos. Durante el día también se puede recurrir a los autobuses, es una forma más auténtica de mezclarse con el gentío. Existen dos opciones, los buses municipales y los ”executivos”, el doble de caros, pero aún así muy convenientes. Estos últimos tienen aire acondicionado y asientos cómodos. Toda la zona del Salvador histórico se puede recorrer a pie.

Por las noches hay que olvidarse de los paseos y de los transportes públicos, lo único seguro es el taxi. Conviene salir del hotel siempre con el dinero justo y guardar la cámara en un lugar seguro, no llevarla colgada del hombro. Es buena idea llevar  apuntados la dirección del hotel y su número de teléfono. Para no llevarse ningún susto simplemente hay que tener un poco de sentido común, no llamar la atención y mantenerse atento.

Cidade baixa

Restaurantes
El Pelourinho es el lugar más apropiado para descubrir los verdaderos sabores bahianos. La moqueca (un guiso a base de pescado o camarón con cebolla, pimiento, tomate y cilantro) es su plato estrella. Otras especialidades son el pescado de la bahía cocinado con aceite dendé y leche de coco y acompañado de arroz, o una salsa llamada pirao, hecha con una harina de yuca frita en aceite de palma con ajo, perejil y pimentón. Algunos lugares donde probar éstas y otras especialidades en el Pelourinho son: Sorriso da Dadà (Rua Frei Vicente das Chagas, 5) y Casa da Gamboà (Rua Maciel de Cima, 32).

Pescado de la bahía y moqueca de camarones

Más información en Turismo de Bahia.

COMENTA ESTA NOTICIA
y comparte tus ideas con los demás viajeros de LX*.

Tu debes ser logged in to post a comment.

Bottom