Top

La fábula islandesa

febrero 10, 2013 by  

Proseguimos nuestra ruta islandesa y nos trasladamos al norte, a la cuarta ciudad más grande del país, Akureyri, desde donde parte una ruta en coche de 95 kilómetros hacia la región del lago de Mývatn. Un lugar apartado del mundanal ruido que posee tan sólo unos 500 habitantes de los cuales aproximadamente 200 vive en el pueblo de Reykjahlid.

Tradicionalmente la gente aquí se ganaba la vida desempeñando labores en el campo como ganaderos o pescadores de truchas en el lago, sin embargo, este estilo de vida ha cambiado mucho en las últimas décadas y cada vez se ven más negocios dedicados al turismo. Además de disfrutar plenamente de su naturaleza y paisajes, en estas tierras existen muchas posibilidades para los amantes del deporte al aire libre y de los baños termales, saunas y piscinas abiertas en medio de escenarios únicos…

Alojamiento
Hotel Mývatn ehf
Aproximadamente a una hora de Akureyri y muy bien situado en un pequeño pueblo llamado Skútustadir, a medio camino para cualquier actividad que decidas realizar en el lago. Es muy rústico y confortable, y con un poco de suerte se pueden admirar los cráteres desde la ventana de la habitación. La comida que ofrece es realmente buena, sobre todo, los platos típicos islandeses (tanto pescados como cordero) y el pan negro.

Cómo moverse
Lo mejor para recorrer y visitar esta zona es alquilar un todo terreno nada más llegar al aeropuerto de Akureyri, aunque también existe la posibilidad de volar directamente a Flugvöllur. Nosotros te recomendamos la primera opción, ya que así podrás ver Akureyri y sus fiordos y disfrutar de un viaje alucinante de camino hacia el lago. Alquilando tu propio vehículo dispondrás de más libertad a la hora de realizar las excursiones y podrás trazarte tus propias rutas.

Excursiones
Sin duda, si visitas esta zona es porque buscas naturaleza virgen, aire puro, deporte y vida sana. Nos hallamos en lo que desde la oficina de turismo catalogan como «The Highlands». Las posibilidades más destacadas de este lago son:

– En invierno la pesca sobre hielo, las excursiones en moto de nieve, el esquí, los paseos por los cráteres o a caballo por el lago helado, y cómo no, también las salidas nocturnas para ver las auroras boreales…

– En verano se puede recorrer todo el lago y su entorno, hay un serie de visitas ineludibles tales como:
La Green Lagoon (en oposición a la famosa Blue Lagoon cercana a Keflavik) de aguas dulces y sulfurosas en las que es posible bañarse. A un lado de la misma hay una antigua central geotérmica, y es que utilizan el calor para convertirlo en energía eléctrica. Aunque parezca estrambótico es perfectamente saludable bañarse aquí, pero con cuidado porque, como bien señalan los carteles, una orilla de la laguna está a unos 180 grados centígrados (de hecho ves las aguas gris azuladas más que en ebullición…) y la otra es la que se adapta a nuestras resistencias calóricas. Te recomendamos que primero te acerques a una pequeña sauna pública que hay a tan sólo cinco minutos en coche. Pregunta en el hotel antes de salir. Para una experiencia menos aventurera, resultan igualmente agradables las aguas de las instalaciones de los baños naturales de Myvatn, Jardbodin.

Dimmuborgir, un increíble parque de lavas por el que creerás ver trolls, ninfas y ondinas esculpidas en las rocas. Como adentrarse en un cuento de hadas.

Hverir, donde podrás observar cómo los vapores sulfurosos (no te quedará más remedio que acostumbrarte al olor…) se abren paso a través de las entrañas de la tierra para diseñar interminables columnas de humo blanco que contrastan con los rojos, morados y negros de las montañas colindantes. Indescriptible.

Hverfjall, enorme y espectacular cráter de 140 metros de profundidad y 1000 metros de circunferencia. Uno de los más bellos de Islandia y, según aseguran, probablemente el mayor del mundo. Se estima que su origen proviene de una explosión que tuvo lugar hace 2.500 años.

• El volcán Leirhnjúkur que en el pasado siglo sorprendió con dos erupciones, la primera fue desde 1924 hasta 1929 y la segunda y última por el momento, en 1975. Aún hay recovecos desde los cuales podrás apreciar el calor que brota desde el interior de esta montaña dormida. La  vista desde su cumbre es maravillosa, por un lado el interior del cráter y por otro, la vista del lago, el manto negro que todo lo cubre y las columnas blancas que marcan este paisaje.

• El Parque Nacional de Jökulsárgljúfur, conocido por su belleza y tesoros naturales. En él se hallan tres cascadas que bordean los límites del parque: Selfoss, Hafragilsfoss y Dettifoss, este último es el mayor de Europa con 44 metros de altura.

Húsavik, pueblo conocido por ser el puerto desde donde zarpan las expediciones en busca de avistamientos de ballenas. También podrás visitar el museo dedicado a ellas en el que te cuentan toda su historia conocida.

Para más información consulta la página web de North Iceland y la oficial de Islandia.

COMENTA ESTA NOTICIA
y comparte tus ideas con los demás viajeros de LX*.

Tu debes ser logged in to post a comment.

Bottom