Top

Domaine Royal Palm

noviembre 18, 2013 by  

beachcomber El próximo 11 de diciembre abrirá sus puertas en Marruecos la última novedad de Beachcomber, hasta hoy concentrado en la región del Océano Índico. Con 135 espectaculares villas y suites, el nuevo Royal Palm Marrakech presumirá de ubicación incomparable: en la bella planicie de El Haouz, frente al Atlas y a 12 kilómetros del centro de la ciudad. Promete energía bereber y deliciosos toques de Mauricio.

La nueva propuesta de Beachcomber se aleja por vez primera de la proximidad a una playa paradisiaca para decantarse por un oasis frente al majestuoso Atlas. Combina su fácil acceso desde las principales ciudades europeas con la intimidad de su exuberante propiedad, con 231 hectáreas sembradas de centenarios olivos, palmeras, limoneros, naranjos, almendros, granados y lavanda.

El arquitecto Jean-François Adam, responsable del proyecto, ha querido recrear la arquitectura campesina del sur del país, con influencia bereber y volúmenes simples y gigantescos combinados con elementos decorativos en madera, inspirados en el Royal Palm de Isla Mauricio. Y mucho lujo y buen gusto. El resultado es una sucesión de elegantes suites y villas (éstas últimas dotadas con piscina y hammam privado) de entre 72 y 4.515 metros cuadrados con vistas a las montañas del Atlas o a los campos de golf de la propiedad.

Completan sus servicios un espectacular circuito de 18 hoyos -par 72-, diseñado por el famoso arquitecto norteamericano Cabell B. Robinson, una gigantesca piscina de ozono de 2.000 metros situada en sus jardines tropicales y climatizada todo el año, un centro deportivo con servicio de coach personal y un exclusivo spa Clarins concebido como un ksar (pequeña fortificación rural) dedicado a la salud, la belleza y el bienestar.

Royal Palm Marrakech

 

En cuanto a su oferta gastronómica, se decanta por la diversidad gracias a cinco espacios bien diferenciados comandados por Philippe Jourdin, poseedor del título de ‘Meilleur Ouvrier de France‘ y con un gran historial de estrellas Michelin a sus espaldas. El toque marroquí correrá a cargo de AI AIN, un escenario genuino situado en la primera planta del edificio principal y exclusivo para cenas con la mejor cocina tradicional. Una oferta completamente diferente a la del restaurante gastronómico LE PALM, en su planta baja, frente a algunos de los greens del circuito de golf y con menús nocturnos a la carta. Y una lujosa brasserie, LE CARAVANE, perfecta para desayunos, almuerzos y cenas a la carta; y un restaurante de cocina contemporánea L’OLIVIER, con platos frescos y ligeros a mediodía junto a la piscina, o su bodega de puros LE BAR, con animación musical por las noches.

Para rematar la experiencia, el conserje del hotel sabrá sugerir a sus clientes gran variedad de actividades dentro y fuera de Domaine Royal Palm. Desde aventuras como paseos en globo o trekking en el Atlas hasta experiencias deliciosas como saborear un buen cordero en la intimidad de su granja rodeada de olivos. ¿Alguien da más?

Más información en la web de Beachcomber.

Royal Palm Marrakech

COMENTA ESTA NOTICIA
y comparte tus ideas con los demás viajeros de LX*.

Tu debes ser logged in to post a comment.

Bottom