Top

Inspiración nómada en las Torres del Paine

marzo 9, 2016 by  

Patagonia Camp ILa Patagonia es una tierra mágica llena de escenarios únicos… y en este contexto natural se encuentra mimetizado un nuevo alojamiento que aúna los conceptos de sostenibilidad y lujo con el fin de ofrecer una experiencia inolvidable: Patagonia Camp.

A orillas del lago Toro, en Torres del Paine, ha abierto sus puertas un original concepto de alojamiento que sigue la horma de los campamentos de safaris africanos y la arquitectura del pueblo mogol. Una inspiración nómada que se materializa en los 17 yurts o carpas (con calefacción y baño privado) instaladas junto a este lago, en un bosque virgen de coigües, ñirres, notros y otras especies de la Patagonia, y con vistas a los macizos del Paine. Éste es el entorno elegido por Patagonia Camp, que además destaca por seguir la filosofía del mínimo impacto sobre la naturaleza, sirviéndose de técnicas, como la del tratamiento orgánico de sus aguas, que convierten al campamento en adalid del turismo sostenible.

Un proyecto diferente
Son varios los factores que hacen de este campamento de lujo –único en Latinoamérica– un proyecto de excepción, aunque tal vez lo más valioso de él sea su peculiar “alma”. La gestación de Patagonia Camp se remonta seis años atrás, cuando un grupo de jóvenes profesionales –arquitectos, ingenieros y empresarios turísticos– decidieron “reproponer” su grata experiencia de vida en contacto con la naturaleza gracias a los cámpings de distintos lugares del territorio chileno. Su particular valor añadido fue agregar otro ingrediente clave: el poder disfrutar también de las comodidades de los “pequeños grandes lujos” presentes sólo en los mejores hoteles.

Su decoración se basa en la presencia de la materia prima local: madera de lenga en paredes y muebles, y tapices, alfombras, lámparas y objetos decorativos confeccionados por artesanos y diseñadores de la Patagonia y el sur chileno, reflejando así la cultura local.

PatCampArquitectura circular
El diseño arquitectónico de este proyecto ha respetado al máximo las condiciones del terreno, adaptándose a él. Cada uno de los 17 espacios en que se han emplazado los yurts, que respetan el diseño mogol circular, responde a un pequeño espacio natural en el que la espesa vegetación se descubría por momentos, asomándose al lago y al Paine. Son, por tanto, puntos protegidos del viento y con suficiente distancia entre carpa y carpa, lo que otorga a cada yurt independencia e intimidad.

El bar-comedor y el quincho –construcción utilizada como resguardo para las comidas al aire libre– son las únicas edificaciones “sólidas” del lugar, que se unen a los yurts a través de una pasarela de madera que serpentea entre los árboles invitando a los huéspedes a recorrer y descubrir pausadamente la enorme riqueza del paisaje. Una experiencia de lo más natural que no excluye pequeños lujos mundanos, como conexión WI FI, disfrutar de la mejor gastronomía patagónica o de un buen masaje.

YurtInt YurtVentana YurtPatagonia Camp
Kilómetro 74 de la ruta entre Puerto Natales y el Parque Nacional de Torres del Paine
Chile

COMENTA ESTA NOTICIA
y comparte tus ideas con los demás viajeros de LX*.

Tu debes ser logged in to post a comment.

Bottom